Se encuentra usted aquí

24 de marzo, Día Mundial de la Tuberculosis

Sábado, 24 Marzo, 2012

Con motivo del Día Mundial de la Tuberculosis, hacemos un repaso del alcance de esta enfermedad que afecta a un tercio de la población mundial y las estrategias para combatirla.

La Tuberculosis (TB) es una enfermedad infecciosa causada por el bacilo Mycobacterium tuberculosis. Afecta típicamente a los pulmones (TB pulmonar) pero a menudo puede afectar a otros órganos (TB extrapulmonar). La enfermedad se transmite por vía aérea cuando, por ejemplo, un individuo infectado por TB pulmonar tose.

Generalmente, sólo una proporción relativamente pequeña de individuos infectados con Mycobaterium tuberculosis desarrollan la enfermedad de la TB, sin embargo, la probabilidad de desarrollar TB es mucho más elevada en individuos infectados con el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH). Además, la TB es más común en hombres que en mujeres y afecta sobre todo a adultos en edad productiva. De hecho, aproximadamente dos tercios de los casos pertenecen a la franja de edad 15-59 años.

El método de diagnóstico más común es por microscopía, desarrollado hace 100 años, mediante el cual la bacteria se observa en muestras examinadas. En países desarrollados, los casos se pueden diagnosticar también con cultivos y usando exámenes moleculares mucho más rápidos que los otros métodos.

Sin tratamiento, las tasas de mortalidad son elevadas. Por el contrario, el tratamiento combinando fármacos anti-TB, desarrollados entre los años cuarenta y cincuenta, pueden reducir drásticamente las tasas de mortalidad. En 2009, la tasa de éxito del tratamiento entre los casos con baciloscopia positiva de tuberculosis pulmonar notificados a la OMS alcanzó el 87% a nivel mundial.

A pesar de la disponibilidad durante décadas del tratamiento con alta efectividad, la TB sigue persistiendo como un importante problema de salud mundial. En el año 2010 se estimaron unos 9 millones de casos y más de 1,3 millones de muertes, incluyendo muertes de TB entre las personas VIH positivas. La TB ya es la segunda causa mundial de mortalidad por enfermedad infecciosa, después de VIH.

Para el 2015 hay descritos diferentes objetivos mundiales para la reducción de la carga de enfermedad. En estos objetivos se destaca que la incidencia de TB debería estar disminuyendo y que las tasas de prevalencia y mortalidad deberían reducirse a la mitad en comparación con sus niveles en 1990. La estrategia recomendada por la OMS para conseguir estos objetivos se llama "Stop TB strategy". Esta nueva estrategia iniciada en 2006 como una mejora de la exitosa estrategia DOTS, que se formulaba a partir de 5 puntos que siguen siendo la espina dorsal, subraya la necesidad de abordar el reto de la TB farmacoresistente y la coexistencia de las epidemias TB y VIH, la importancia de la participación de todos los actores sanitarios y de contribuir a fortalecer los sistemas sanitarios. La estrategia habla también del rol de las comunidades y las personas con TB y el papel fundamental de la Investigación y el Desarrollo de nuevos métodos de diagnóstico, nuevos fármacos y nuevas vacunas.

En este sentido, medicusmundi Catalunya en Montepuez (Mozambique) para fortalecer los servicios sanitarios de atención primaria ha implementado desde 2008 un programa de Cuidados Domiciliarios para personas seropositivas y portadoras de otras enfermedades crónicas. Uno de los principales grupos de beneficiarios son enfermos de tuberculosis, que diariamente son visitados por los voluntarios y voluntarias del programa para la realización del DOT (Tratamiento Directamente Observado), evitando así que los enfermos tengan que desplazarse largas distancias hasta la unidad sanitaria para recibir el tratamiento y asegurando al mismo tiempo una correcta adherencia al mismo, aspecto fundamental para la completa recuperación. Además de estos cuidados, los voluntarios del programa ofrecen también apoyo a los enfermos y sus cuidadores para la realización de sus actividades cotidianas, actividades de educación sanitaria y promoción de su cuidado.

Financiación de la atención y el control de la tuberculosis

Entre 2005 y 2010, 55 millones de pacientes con TB fueron incluidos en programas que habían adoptado las estrategias DOTS/Stop TB. De estos, 46 fueron tratados adecuadamente y estos tratamientos salvaron aproximadamente 7 millones de vidas.

Con 97 países concentrando el 92% de los casos mundiales de tuberculosis, se estima que la financiación de fuentes nacionales y de donantes ascenderá durante el 2012 a los 4,4 billones de dólares. La mayor parte de esta financiación se utiliza para apoyar el diagnóstico y el tratamiento de TB resistente. Sin embargo, varios países informan del déficit de financiación por valor de casi 1 billón de dólares para el 2012.

Nuevos diagnósticos y fortalecimiento del papel del laboratorio

A principios del año 2011 se puso en marcha el diagnóstico Xpert MTB/RIF, una nueva prueba rápida de diagnóstico molecular que tiene el potencial de mejorar sustancialmente y acelerar el diagnóstico de la TB y TB resistente a los fármacos.

Seis meses después de la aprobación de Xpert MTB/RIF por la OMS en diciembre de 2010, 26 de los 145 países que podían optar al kit a precio "de favor", la mayoría de ellos en vías de desarrollo, lo habían comprado. Doce países de estos 26 se encuentran en África del Este, como por ejemplo, Uganda, Kenia, Tanzania, Zimbabue o Malawi, entre otros. De esta manera, se demuestra que la transferencia de tecnología a los países en desarrollo puede ser rápida si existe voluntad de hacerlo.

Coepidemias de TB y VIH

Los avances en las intervenciones para hacer frente a las coepidemias de la tuberculosis y el VIH han continuado. En 2010, la prueba del VIH entre los pacientes de tuberculosis alcanzó el 34% a nivel mundial (59% en África). Al menos el 80% de los pacientes de TB infectados con VIH comenzaron el tratamiento preventivo con cotrimoxozole y el 46% recibieron terapia antirretroviral. Durante todo el 2010 se dio un aumento en la detección de la tuberculosis entre las personas que viven con el VIH. A la vez se aprovisionó a una gran parte de la población que no padecía la TB, terapia preventiva con isoniazida, especialmente en el sur de África.

Todas estas son un conjunto de mejoras impresionantes llevadas a cabo en los últimos años aunque todavía queda mucho para alcanzar las metas del Plan Mundial. Por un lado, todos los pacientes con tuberculosis deberían ser sometidos a pruebas VIH y por el otro, todos estos enfermos de TB que conviven con el VIH, deberían contar con tratamientos antiretrovirales y terapia preventiva con cotrimoxozole.

Investigación y Desarrollo

La vacuna BCG, que se introdujo en 1921, sigue siendo la única vacuna con licencia para la prevención de la tuberculosis en todo el mundo. A pesar de su amplio uso, la vacuna BCG no tiene la capacidad de controlar totalmente las tuberculosis en situaciones endémicas o pandémicas. La vacunación con BCG ha sido implementada en más de 157 países de todo el mundo. Pero para varios países, los beneficios de la vacunación son limitados y, potencialmente, no es rentable.

Durante los últimos años, sin embargo, ha habido un progreso considerable en la formulación de nuevas vacunas potenciales y nuevos medicamentos.

Hay 10 medicamentos nuevos o reformulados contra la tuberculosis en diferentes ensayos clínicos que tienen el potencial de acortar el tratamiento de la tuberculosis resistente a los fármacos. Los resultados de tres ensayos de fase III de tratamientos de 4 meses para TB resistente a fármacos se esperan entre 2012-2013. También para el 2012, se esperan los resultados de otros dos ensayos en fase II de nuevos fármacos para el tratamiento de la tuberculosis multirresistente.

Por último, durante el 2011 había 9 candidatos a vacunas, que se encontraban en ensayos de Fase I o fase II. Se esperaba que uno o dos de los candidatos entre en un ensayo de Fase III en los próximos 2-3 años, con la posibilidad de concesión de licencias al menos de una nueva vacuna para el año 2020.

En este sentido, en junio de 2011, se notificaba que una vacuna desarrollada en Cataluña, en el hospital Germans Trias i Pujol (Can Ruti) se encontraba ya en fase III. En esta última fase antes de la aprobación, la vacuna Ruti ® se empezaba a probar en personas infectadas.

Esperamos que todos estos ensayos den sus frutos pronto y que el tratamiento sea más corto y eficaz y esté al alcance de los países y las poblaciones más afectadas por la enfermedad.

Fuente: http://www.who.int/entity/tb/publications/global_report/2011/gtbr11_full.pdf

Dret a la Salut a l'Àfrica en Facebook